Buzz Marketing. El poder del boca a boca.


Se echa de menos a veces el trato familiar de aquel panadero del pueblo que sabía el nombre de tu abuela y te saludaba en la mañana con su mejor sonrisa. No conocía de Marketing, pero seguro que el amigo panadero cumplía con los sencillos criterios que Andy Sernovitz expone en Buzz Marketing. El poder del boca a boca, que reivindica los viejos valores del trato al cliente, esos que nunca deben olvidarse, por más que cambien los tiempos.

BUZZ MARKETING. EL PODER DEL BOCA A BOCA

El cliente es la única garantía de futuro, de modo que el arte de mantenerlo satisfecho y fiel al a marca es prioridad indiscutible. Generar un boca a boca positivo deriva en supervivencia. Los clientes de mi amigo del panadero de antaño ahora tienen internet y están conectados entre sí. Más que eso, están informados sobre qué tipo de harina usar o qué levadura alternativa ha aparecido en las últimas semanas en el mercado; una consecuencia del avance de la tecnología que pone en jaque a las empresas que no sepan sacarle partido a la nueva realidad. De cómo jugar con las posibilidades que este nuevo paradigma ofrece, va esta propuesta de Sernovitz.
 Quizá el gran pecado del libro es no hacer ni una vaga referencia a las redes sociales, pues lejos de mencionarlas, se centra en el partido que se le debe sacar a los blogs y los blogueros, a los foros y a los foreros; figuras que sin duda alguna siguen siendo la auténtica referencia en el mercado de muchísimos productos y servicios. Cierto que el peso propio de las redes sociales parece ir creciendo cada día más. Pero no hay que olvidar la existencia de marcas en las que sus consumidores se desmarcan claramente, como es el caso de las cámaras Nikon o los ordenadores Macintosh (dos casos de manual que obviamente el autor no omite en su análisis) o el caso de consumidores de servicios específicos o estilos de vida, que se evidencia en el éxito rotundo de Tripadvisor y los viajeros como público, por solo mencionar un ejemplo. En estos casos el libro ajusta como anillo al dedo.
Dicho esto, es de perfecta utilidad para cualquiera que maneje las redes sociales de una empresa, pues aglutina una serie de buenos consejos y conceptos inteligentemente organizados. Quizá muchos de los términos no sean una novedad -a estas alturas es difícil encontrar algo nuevo bajo el sol- pero vienen respaldados con una buena estrategia casi a modo de guía.
Las Pymes, que tan en auge están en estos tiempos de “emprendimiento” y  startup, harían bien en irse a la cama con este librito y antes de dormirse creyendo que tienen otros problemas deberían revisar cómo anda su comunidad y su política de atención al cliente.
Ofrece una considerable variedad de fórmulas de acciones a poner en práctica y está ya en manos del lector y del empresario el saber aplicarlas según su propio modelo y sacarle mayor o menor partido a esas sugerencias. Eso sí, se echa en falta unos ejemplos más cercanos, de compañías o marcas menos locales, pero eso común denominador de toda la bibliografía con firma estadounidense.
Leer Buzz Marketing es a fin de cuentas volver al inicio, a las raíces del marketing, a conectar con el cliente a partir del respeto y las buenas prácticas. Me quedo con una sola frase del libro, que lo resume y que debería ser la diana en el camino de cualquier empresario que no quiera perder el rumbo: MARKETING ES LO QUE SE HACE, NO LO QUE SE DICE.

Os dejo al propio Sernovitz, que lo cuenta mejor:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *