El engaño de Ícaro, de Seth Godin


Seth Godin es uno de esos gurús del marketing que fascinan al tiempo que inspiran. Autor de varios bestsellers como “La vaca púrpura”, “Tribus” o “¿Qué piensas hacer con ese pato?” ha acuñado conceptos que ya han entrado en la historia del marketing. “El Engaño de Ícaro” no se aleja de su línea retadora e instigadora.

El engaño de icaro

Todos sabemos de Ícaro y de las alas que su padre Dédalo le hizo para que juntos pudieran escapar de Creta, donde vivían prisioneros de Minos. Ambos emprendieron vuelo y una vez pasada la isla  de Kálimnos, Ícaro elevó su vuelo a tal altura que los rayos del sol derritieron la cera que juntaba las plumas de sus alas, haciéndole caer al mar. La teoría de Godin es que esta leyenda de la mitología griega ha pasado a la historia dándole mucho peso al consejo de Dédalo a su hijo en que le prevenía de no volar demasiado alto, y poca relevancia a la segunda parte de su advertencia: evita también volar demasiado bajo, demasiado cerca del mar, pues el agua podría debilitar la fuerza propulsora de sus alas. En otras palabras, nos han enseñado a no volar alto. Nos han hecho mucho énfasis en los riesgos de elevarnos demasiado alto, sin contarnos los riesgos de volar demasiado bajo.

Hemos aprendido a habitar la zona de confort, a vivir en la amabilidad de la seguridad.

¿Y dónde queda el arte?

“El arte es lo que hacemos cuando estamos vivos de verdad” y todos somos artistas, favorecidos actualmente por una realidad histórica que ha dejado atrás la era industrial (el capitalismo) y que se adentra en la era de la conexión (el talentismo), una economía de conexión que ha transformado nuestra manera de enfrentarnos al mercado laboral, al mercado de las relaciones, una era donde según Godin “el antónimo de coherente no es incoherente, sino… interesante

Es tiempo de dedicarnos justamente a crear conexiones, a marcar la diferencia, en definitivas, a dejar un legado. Y esas conexiones requieren un esfuerzo emocional, requieren dignidad, requieren además tomar distancia del miedo; “El miedo ha cambiado; de ser un mecanismo de supervivencia, ha pasado a ser un temor a la autoridad, a la desobediencia, a destacar” Es tiempo de escapar también de la vergüenza, pues “La vergüenza es una asesina de espíritus, un enemigo de quienes pueden mostrar coraje”

Es tiempo de crear arte y para ello es necesario pensar como un artista y dejar de utilizar la regla de otros para medir tu arte, el que te es propio, el que sale de ti, es necesario que te concentres en ti, convertir tu empleo en arte sin preocuparte tanto por el talento innato y sí un poco más por el compromiso contigo y lo que haces.

Es tiempo de COMPARTIR

“El  engaño de Ícaro. ¿Hasta dónde quieres llegar?” es un magnífico libro para arrancar, para empezar proyectos, para dejar de posponer. Godin consigue una vez más, desde la sinceridad y el pragmatismo de su discurso, conmover el alma de los lectores y despertar la valentía humana.

Y tú, ¿dónde encuentras inspiración? ¿Haces arte? ¿Qué te parece Seth Godin? ¿Me recomiendas algún libro?

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *